¡¡FELIZ DÍA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA!!

eficiencia_energetica

Hoy, como cada 5 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética.

La celebración de este día tiene origen en la primera Conferencia Internacional sobre Eficiencia Energética, celebrada en 1998 en Austria. En ella, más de 350 expertos y líderes de 50 países debatieron sobre la crisis de la energía y sobre la eficiencia energética como una de las posibles medidas necesarias para combatirla.

Hoy sabemos que, más que una posible medida, es esencial. Llevamos mucho tiempo hablando sobre los beneficios de las energías renovables, y sobre la necesidad de ir dejando atrás el petróleo, el gas y el carbón. Pero todo este esfuerzo no tiene un fin claro si seguimos derrochando energía (sobre todo ahora, teniendo en cuenta lo que cuesta obtenerla, lo que contamina y lo que supone para nuestros bolsillos).

Prácticamente da igual de dónde provenga la energía que consumimos si no lo hacemos de manera responsable. Está claro que, si en su mayoría proviniera de fuentes renovables, no tendría una carga tan grande de contaminación, pero uno de los pilares básicos para conseguir un mejor futuro energético, es la eficiencia energética. Que se traduce en construir aparatos que hagan el mismo trabajo (o mejor) consumiendo menos (más eficientes energéticamente hablando) y por que tanto administraciones, empresas como ciudadan@s usemos responsablemente la energía que necesitamos.

La eficiencia energética se plantea como una de las políticas de freno para el cambio climático y la consecución de sociedades sostenibles, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio.

Ello no implica renunciar a la calidad de vida, sino la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos empleando para ello menos recursos. Esto se consigue con la mejora de los procesos, la cogeneración, el reciclaje, el uso de productos menos contaminantes y un consumo inteligente, es decir, utilizar solo aquella energía que realmente necesitemos.

Celebrar un día como hoy, nos sirve precisamente para eso, para recordarnos que la energía, venga de donde venga, es un bien costoso que necesitamos consumir de forma eficiente y responsable.

Así que ¡¡FELIZ DÍA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*