Biomasa –> Resolviendo tus dudas

Quien no ha oído hablar de las calderas biomasa? Pero… sabemos en qué consisten? Cuáles son sus funciones o cómo van?

En esta entrada vamos a intentar solucionar todas estas dudas.

Empecemos por lo básico! Que es la biomasa, con biomasa nos referimos a cualquier residuo orgánico que proceda de las actividades humanas o de la limpieza de cultivo o forestal.

Lo que se trata con la biomasa es utilizar como fuente de energía la materia orgánica (deshechos, pellets o serrín, madera,…). Debido a que su origen es principalmente vegetal hace que sea una energía más barata y renovable, considerandoses sus emisiones como cero, pues el CO2 que se genera ha sido previamente absorvido por la planta.

¿Como funciona?

Consiste en ir quemando poco a poco la biomasa con el fin de obtener calor, quedando como residuo las cenizas (luego se pueden utilizar como abono), es posible almacenar el calor sobrante si se tiene un acumulador.

Así pues las calderas de biomasa se utilizan sobre todo para generar calor, es decir para calefacción en nuestras viviendas, climatización de la piscina, calentar el agua,… Para que nos hagamos una idea el funcionamiento es similar a una caldera de gas o de gasoil.

¿Cuáles son las ventajas?

Pues la verdad es que son múltiples, disminución de las emisiones de CO2, no emite contaminantes nitrogenados o sulfurados (no emite azufre, principal responsable del efecto invernadero) y muy pocas partículas sólidas.

Una ventaja muy importante es que debido a su bajo coste se consigue ahorro en la factura! Como hemos dicho anteriormente se utilizan residuos vegetales para emplear la biomasa lo que hace que haya una reducción de desechos.

También permite abrir nuevos horizontes en la agricultura ya que se pueden realizar nuevos cultivos con el fin de emplearlos para la producción de biomasa.

Se disminuye la dependencia externa del abastecimiento de combustibles.

Por lo tanto hay diferentes maneras de conseguir biomasa:

  • Biomasa que procede de la naturaleza sin la intervención humana.
  • Biomasa generada por la agricultura, ganadería, de la limpieza de los bosques para evitar incendios, de la poda de árboles frutales, en la industria maderera y en la agroalimentaria,…
  • Cultivos calificados como energéticos ya que su única finalidad es producir biomasa transformable en combustible (cereales, huesos de aceituna, remolacha, chopo, sauces, leña, cardos,..) que es a lo que nos referíamos cuando hablábamos de darle un giro a la agricultura.

Aunque la inversión inicial es más elevada que la de una caldera de gas, en climas frios donde necesitamos la calefacción durante 4 o 5 meses se rentabiliza muy pronto si estamos usando actualmente gasoil.

En definitiva es una solucion buena para nuestra economía, para ayudar a proteger nuestros bosques y en general para nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.